rod

Rodilla

Artrosis de rodilla

La Artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que consiste en la pérdida del cartílago articular.

Existen factores desencadenantes, como un traumatismo importante, y factores que aceleran la progresión de la artrosis, como la inestabilidad o la sobrecarga mecánica de la articulación afectada.

Una vez empieza el proceso degenerativo de una articulación es difícil de frenar, por eso a medida que se envejece la proporción de pacientes con artrosis aumenta.

Se caracteriza por el dolor en relación con la actividad, al estar de pie y caminar, al subir a bajar escaleras. Además pueden existir derrame articular, crujidos y pérdida de fuerza en la pierna.

En los primeros estadios las medidas higiénicas y conservadoras pueden ralentizar la progresión de la artrosis. Los consejos pasan por la modificación de la actividad. El ejercicio moderado es recomendable para mantener la movilidad y la fuerza. El exceso de peso empeorará los síntomas y el pronóstico.

Recomendamos también suplementos nutricionales de nutrientes del cartílago como la Glucosamina o el Condroitin Sulfato. Existen estudios que demuestran una progresión más lenta de la enfermedad si se toman.

La Viscosuplementación consiste en realizar infiltraciones con ácido hialurónico que actúan mejorando el “ambiente” de la articulación, actuando como un líquido sinovial artificial que nutre el cartílago y lubrica la articulación.

La terapia con Factores de Crecimiento Derivados de las Plaquetas (Plasma Rico en Plaquetas o PRP) podría ofrecer una mejora parcial y temporal de los síntomas, pero nunca una curación de la enfermedad.

Osteotomía de Rodilla

En aquellos pacientes jóvenes con artrosis de un solo compartimento, habitualmente el interno, se puede plantear un tipo de intervención que se denomina Osteotomía de Tibia que consiste en la realización de un corte en el hueso que nos permite modificar el ángulo de carga de la extremidad con la finalidad de alargar la vida de la rodilla.

Prótesis Unicompartimental de Rodilla

En los pacientes con artrosis avanzada de solo el compartimento interno y que conservan una buena estabilidad ligamentosa se pueden utilizar prótesis que solo sustituyen la parte interna y que se denominan Unicompartimentales.

Este tipo de implantes permiten una recuperación más rápida del paciente y una función mas parecida a la de un rodilla normal.

uni de rodilla

Rotura de ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) previene el desplazamiento anterior de la tibial, lo que es fundamental para realizar actividades que impliquen quiebros, recepción de salto o cambios bruscos de dirección. Su ruptura provoca que al realizar estas actividades, habitualmente futbol, baloncesto, esquí, etc. tengamos sensación de inestabilidad en la rodilla.

Clínica: se produce un traumatismo importante en la rodilla que provoca derrame, dolor y fallo articular, siendo esta la clínica predominante. Habitualmente se asocia a otras lesiones como la rotura meniscal, esguince del ligamento lateral interno o lesiones del cartílago.

Diagnóstico: clínica de inestablidad, maniobras exploratorias (test de Lachman, pivot-shift y cajón anterior +, y pruebas de imagen: Resonancia Magnética Nuclear).

Tratamiento: personalizado en función de la demanda funcional y las lesiones acompañante del paciente.

Inicialmente se aconseja tratamiento rehabilitador 6-8 semanas, para disminuir la rodilla.

En pacientes que practiquen deporte que no impliquen quiebros y/o con poca demanda funcional se aconseja tratamiento Rehabilitador.

En pacientes con alta demanda funcional (fútbol, baloncesto, balonmano, esquí) y en pacientes en los que persista la inestabilidad a pesar del tratamiento RHB se aconseja tratamiento Quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico consiste en realizar una plastia del LCA con tendones de la pata de ganso (4T St-Ri) por vía artróscopica.

Postoperatorio:

Habitualmente se requiere 1-2 días de ingreso, se puede apoyar desde el primer día con muletas y no se necesita rodillera. La recuperación para volver a la activdad deportiva anterior es aproximamente 9-12 meses, aunque a partir de los 2-3 meses se puede realizar una vida relativamente normal.

Prótesis total de rodilla

En los pacientes con artrosis severa y generalizada de rodilla la solución es la implantación de una Prótesis Total.

Las prótesis de rodilla habitualmente constan de un componente femoral, un componente tibial y un polietileno entre ambos, que es una pieza de un plástico especializado que favorece la congruencia entre las anteriores.

El tipo de prótesis, su mecanismo de fijación o el grado de constricción se individualiza en función de cada paciente.

Somos expertos en cirugía reconstructiva de rodilla, lo que nos permite poner a disposición de nuestros pacientes los mejores implantes que hay en el mercado, cirugía asistida por navegador, instrumentales a medida de cada paciente y técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas.

Con este tipo de técnicas ofrecemos a nuestros pacientes una rápida recuperación con resultados excelentes a largo plazo mejorando el dolor y la función.

Rotura de menisco

El menisco es un fibrocartílago de forma triangular que permite una adecuada trasmisión de la carga del fémur a la tibia y aumenta la congruencia articular entre dichas superficies óseas.

Clínica: molestia o dolor de tipo mecánico en la cara interna, en caso de menisco interno, o lateral, en caso de menisco externo, más frecuentemente con los movimientos de giro, cambio de dirección y/o flexión de la rodilla.

Diagnóstico: habitualmente se hace con la exploración clínica y con la realización de una Resonancia Magnética Nuclear.

Tratamiento: en gente poco activa se puede realizar tratamiento sintomático mediante analgésico/antiinflamatorios y fisioterapia.

En gente activa, deportistas habitualmente, es necesario el tratamiento quirúrgico que consiste en la realización de una meniscectomía, quitar el fragmento de menisco roto, artroscópica.

En ocasiones, cuando es un tipo de rotura periférica (aproximadamente 15-20% de los casos) se puede realizar una sutura meniscal artroscópica, lo que permite conservar el tejido meniscal. Esta técnica permite mejorar el pronóstico de la articulación a medio-largo plazo, ya que el menisco son las “almohadillas” de la rodilla.

Postoperatorio:

Meniscectomía simple: 1-2 semanas bastones ingleses. Apoyo y movilidad completa desde el inicio. Recuperación 1 mes

Sutura meniscal: no apoyo 1 mes. Rodillera articulada 0-90º: 1 mes y posteriormente 0-120º otro mes. Recuperación 4 meses

Síndrome rotuliano

El síndrome rotuliano es un conjunto de síntomas que se caracterizan por dolor en la cara anterior de la rodilla, chasquidos, sensación de disconfort al estar de rodillas, cuchillas y al subir y bajar escaleras.

Es el motivo más frecuente de consulta por dolor en la rodilla y se produce por una alteración del cartílago rotuliano, que va desde la condromalacia rotuliana, en la que el cartílago pierde su consistencia habitual y se reblandece, hasta la úlcera condral y la artrosis femoropatelar.

Diagnóstico: Habitualmente se realiza con la clínica de dolor anterior y la reproducción del dolor al realizar maniobras de movilización rotuliana

Tratamiento:

El tratamiento habitualmente es conservador y consiste en:

  1. Medidas de higiene postural (evitar las escaleras, ponerse de rodillas/cuchillas, alejar la posición del coche al conducir, etc.).
  2. Ejercicios de potenciación de cuádriceps (natación evitando la braza, bicicleta con el sillín alto, gimnasio con ejercicios específicos para el cuádriceps).
  3. Analgésicos para el dolor (paracetamol, nolotil).

Los tratamientos mediante condroprotectores (condroitín sulfato, sulfato de glucosamina), aunque indicados por sus pocos efectos secundarios, son poco eficaces.

  1. Tratamiento Rehabilitador: es muy eficaz para controlar la crisis aguda de dolor.
  2. Inyecciones intraarticulares de Acido Hialurónico o Plasma rico en Plaquetas son eficaces para el control del dolor a corto medio plazo.

En pacientes deportistas, especialmente corredores, es frecuente y se asocia a cambios en el calzado o alteraciones en la pisada, por lo que se aconseja realizar un análisis digital de la pisada.

El tratamiento quirúrgico se reserva para casos seleccionados y consiste en realizar una denervación de la rótula que realizamos por vía artroscópica.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de una prótesis de rodilla?

Los resultados tras una artroplastia de rodilla suelen ser buenos o muy buenos con alrededor de un 85-90% de supervivencia del implante a los 20 años. Las complicaciones aunque muy poco frecuentes pueden aparecer, las mas habituales son.

  • Complicaciones de la piel o la herida: La planificación preoperatoria, la propia técnica quirúrgica y una buena gestión postoperatoria son fundamentales para evitar complicaciones de las partes blandas, especialmente en pacientes de alto riesgo y con intervenciones de rodilla previas
  • Infección: La infección profunda es una de las complicaciones mas graves, las tasas de infección varían entre el 1% y el 2%.

El tratamiento de esta complicación supone un reto para el cirujano ortopédico, ya que resulta muy difícil y prolongada. Es fundamental tener un conocimiento profundo de los factores de riesgo, para realizar la prevención y manejo correctos del problema.

  • Trombosis venosa profunda: La trombosis venosa sigue siendo una de las complicaciones mas graves después de cirugía de artroplastia de cadera o rodilla y es una de las causas mas frecuentes de reingreso hospitalario. Las estrategias para disminuir su incidencia van desde reconocer los factores de riesgo al tratamiento profiláctico con heparinas, pasando por los cuidados generales del paciente, el uso de anestesia regional y la movilización precoz.
  • Complicaciones Rotulianas: Las complicaciones rotulianas varian entre el 1% y el 10% . El dolor rotuliano tras el implante de una ATR puede ser consecuencia del diseño protésico, la técnica quirúrgica o de no protetizar la rótula. Los síntomas del chasquido (“clunk”) patelar son el dolor y un sonido audible al extender la rodilla entre 60° y 30° de flexión.
  • Rigidez Postoperatoria: La rigidez o artrofibrosis de la rodilla esta relacionada con múltiples factores como por ejemplo la poca movilidad articular después de la cirugía, las características del paciente, la rango de movimiento antes de la cirugía, el diseño protésico, la técnica quirúrgica o la rehabiltiación postoperatoria.
  • Dolor Persistente e Insatisfacción: El dolor persistente en la cara anterior es una queja frecuente tras una prótesis total de rodilla, varios estudios cifran la cantidad de pacientes insatisfechos después de una artroplastia de rodilla entre el 13-19 % de los casos.

¿Cómo es el postoperatorio?

El paciente inicia el tratamiento rehabilitador el mismo día de la intervención con la realización de ejercicios isométricos.

El paciente es capaz de levantarse de la cama y empezar a caminar a las 24 horas de la intervención.

¿Cuántos días voy a estar ingresado?

Por regla general nuestros pacientes permanecen ingresados en el hospital 4 o 5 días.

Durante cuanto tiempo voy a necesitar muletas.

Habitualmente recomendamos el uso de una o dos muletas por un periodo, que puede variar en función del paciente y de la técnica empleada, entre las 6 y 8 semanas.

¿Cuánto dura la recuperación?

La capacidad de recuperación varía de unos pacientes a otros y depende de varios factores como: el estado se salud previo, la calidad ósea y el tipo de técnica quirúrgica empleada. De manera general oscila entre los 3 y los 6 meses

¿Cuánto tiempo duran las prótesis de rodilla?

Los resultados tras una artroplastia de rodilla suelen ser buenos o muy buenos con alrededor de un 85-90% de supervivencia del implante a los 20 años

Me he roto el ligamento cruzado, ¿me tengo que operar?

En principio NO, se debe realizar un tratamiento rehabilitador específico y únicamente si después de este tratamiento persiste la inestabilidad será necesario la realización de una ligamentoplastia.

Sin embargo dependiendo de la actividad deportiva y al nivel que queramos realizar: deporte con quiebros, cambios de dirección, salto y giro como fútbol, baloncesto, balonmano o deportistas de élite, la intervención quirúrgica se plantea de manera inicial ya que sabemos que con la rehabilitación es muy probable que no puedan volver a su nivel inicial.

Después de operarme, ¿puedo volver a hacer deporte?

Por supuesto que SÍ, además es aconsejable, se aconseja comenzar con la bicicleta a partir de las 2 meses, natación y trote suave a partir de los 3 meses, correr a ritmo suave y terrenos regulares a partir de los 4 meses aumentando la intensidad hasta los 6 meses. Deportes como el futbol, baloncesto, balonmano, rugby, squash, tenis, pádel se aconsejan a partir de los 9 meses

¿Cómo e sel postoperatorio? ¿puedo apoyar? ¿tengo que utilizar rodillera?

Gracias a la modernas técnicas que utilizamos que permiten una estabilidad inicial muy buena de la plastia no es necesaria la utilización rutinaria de rodillera en el postoperatorio y aconsejamos la movilización precoz desde el primer día para recuperar la movilidad articular lo antes posible, para intentar comenzar la fisioterapia a partir de la primera semana.

El apoyo está autorizado con ayuda de 2 muletas, según la tolerancia del dolor.

segundo tiempo PTR 2
DSC_0517
Intervención de ligamento cruzado realizada por los Doctores

Doctor Trigueros

Durante cerca de una década el Dr. Trigueros trabajó como adjunto de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Complejo Hospitalario de Palencia. Desde 2012 ejerce como médico adjunto en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Doctor Del Canto

El Dr. Del Canto tiene un especial interés en la Cirugía Reconstructiva de Cadera y Rodilla. Ha realizado un Fellowship en Cirugía de Cadera y Rodilla (Royal Infirmary of Edinburg) y un Observing Fellowship en Cirugía de Cadera (Princess Elisabeth Orthopaedic Centre en Exeter).

 

Perfil_jmt
  • Rotura de ligamento cruzado anterior
  • Artroscopia de rodilla
  • Prótesis total de rodilla
perf_pdc

Especialidades

  • Prótesis primaria de rodilla
  • Cirugía de Revisión de Rodilla
  • Artroscopia de Rodilla